Ángela Gutiérrez [Biografía]

27 de oct de 2011

Club Voleibol Torrelavega

Histórica formación del López Pablo. De pie, de izda. a dcha.: Alejandro J. del Río, Isabel Pérez, Emma Díaz Aroca, Elisa Alonso, Cristina Sánchez, Yolanda Gómez y José Luis Quinzaños. De rodillas, de izda. a dcha.: Covadonga Díaz, Dolores Pereda, María José Hernando, Ángela Gutiérrez, Pilar Cagigas y Begoña Estrada

Ángela Gutiérrez Manzanedo (Rioseco, Cantabria, 1956) se vino a vivir a Torrelavega cuando tenía 8 años. Estudió en el Instituto Marqués de Santillana donde, como todas las jugadoras de su generación, comenzó a jugar a voleibol. Formó parte del equipo que militó en Segunda División, y cuando en la temporada 1974/75 la plantilla en bloque se integró en el seno del CD Sniace, se consiguió en tierras valencianas el ascenso a la máxima categoría nacional, llegando además, pese a ser equipo de Segunda División, a la final de la Copa del Generalísimo disputada en la capital oscense tras eliminar a tres equipos de la Primera División.

Mientras realizaba sus estudios de Magisterio entrenaba a equipos de niñas en diferentes colegios de Torrelavega (Menéndez Pidal, Cervantes), enseñando a jugar a jugadoras que posteriormente jugaron con ella en el equipo de mayor categoría que había en dicha ciudad -el ya citado CD Sniace-, caso de Elisa Alonso, Maru Fernández, Ana González, Paula Díaz, etc.

Colaboró también con Alejandro del Rio en los entrenamientos de los diferentes equipos cadetes y juveniles de aquellos tiempos y con los que consiguieron varios campeonatos de España.

Al igual que el resto de jugadoras de su generación, formó parte de la plantilla de los brillantes años del CD Sniace en los que, como es público y notorio, se lograron dos Copas de S. M. la Reina, un título de Liga y las consiguientes participaciones en competiciones europeas.

Participó junto con algunas de sus compañeras en los Juegos de Cantábrico representando a Cantabria.

Formó parte del Sniace-Regio, ADF Zapatón y López Pablo, continuadores del CD Sniace. Finalizó su carrera deportiva mediada la década de los 80.

Tras finalizar los estudios de Magisterio hizo la especialidad de Educación Física, siendo en la actualidad profesora de Educación Física en el CEIP Dobra de Viérnoles.

Casada con José Luis Quinzaños, árbitro de voleibol y colaborador con dicho deporte desde los tiempos del Sniace, tienen dos hijos, Andrés y Carlos, muy relacionado éste último con el deporte a través del fútbol y sus estudios.

Síguenos