Necrológica

9 de feb de 2012

jose luis quinzaños

En la madrugada de hoy jueves ha fallecido en su domicilio de Torrelavega a la edad de 80 años don José Quinzaños Sánchez, padre del árbitro de voleibol y actual delegado del equipo Cantabria Deporte de Superliga nuestro querido José Luis Quinzaños.
Destacado empresario de Artes Gráficas en Cantabria, José Quinzaños Sánchez impulsó en Torrelavega la Editorial Besaya con la que publicó numerosos títulos. Recientemente ha cumplido cincuenta y cinco años en la actividad empresarial, un tiempo en el que logró consolidar una de las empresas más sólidas, y con mayor proyección de la comarca de Torrelavega. Pepe Quinzaños, como le conocía todo el mundo, junto a sus hijos, ha pasado por todos los estadios de la impresión, incluyendo los últimos años en los que la revolución tecnológica ha trastocado todos los principios.

Comenzó su vida laboral en la empresa Solvay en mayo de 1956, concretamente en la Fábrica de PVC que se iba a inauguró aquel otoño. Pero pronto impulsó un negocio compartido, previo a su desembarco en las artes gráficas de Cantabria, fundando con otros socios la Sociedad Mercantil “Imprenta Palacios”, en septiembre de 1958.

Para modernizar la nueva sociedad, viajó a Madrid donde adquirió a la empresa Richard Gans, en la calle Princesa, una Minerva, guillotina, chivaletes y tipos de imprenta, además de otros utillajes. Esta sociedad se inició con un capital de 30.000 pesetas. Poco a poco fueron logrando un gran equipo -llegando a tener una treintena de operarios- además de renovar año tras año la maquinaria a fin de lograr mayor producción al disponer de una buena clientela.

Después de causar baja en Solvay para dedicarse de lleno a Imprenta Palacios y posteriormente a Gráficas Quinzaños, en 1980, logró lo que siempre había soñado: construir una nave en terrenos del barrio La Tejera, en Barreda. Aquél mismo año, comenzaron la construcción de una segunda nave, que dedicaron a la producción de formularios de papel continuo para ordenadores, entonces en auge y con un gran mercado.

Con la incorporación de sus hijos al negocio, Pepe Quinzaños siguió dirigiendo la empresa, poniendo en marcha, desde su amor a Torrelavega, la Editorial Besaya.
Descanse en paz.

Síguenos