Temporada 1999-2000

17 de ene de 2012

PLANTILLA TEMPORADA 1999-2000

El destierro

Tras la debacle de la temporada anterior se confiaba que la temporada 1999-2000 fuese de transición y trámite obligado para recuperar la categoría perdida y que supuso todo un drama deportivo, pues fue el primer descenso que se vivió desde que allá por el año 1975 el equipo CD Sniace, antecesor del CV Torrelavega, ascendiera a la máxima categoría del voleibol femenino español.

Para afrontar ésta complicada temporada los cambios en el equipo iban a ser profundos, aunque la base sería la misma, es decir, las jugadoras de casa. En el apartado técnico se contrató al abulense Antonio de Vergas Gutiérrez, Licenciado en INEF y con experiencia en dirigir equipos femeninos a pesar de su juventud; como asistente le acompañaría Cipriano Abad Mirones.

En la plantilla del primer equipo la plaza de extracomunitaria sería cubierta por la colocadora Corina del Valle Lozada Peraza, vieja conocida de la afición torrelaveguense y que se mostró encantada de regresar a la capital del Besaya, donde ya había jugado la temporada 1995-96 dejando en ella muchos amigos. El resto de la plantilla se componía de las siguientes jugadoras: Cristina Gómez Díaz (líbero), Alejandra Gómez Díaz (central), Araceli Hernández Sáiz (atacante), Elizabeth Sáez Suarez (atacante y que regresaba a la competición tras varios años inactiva), Teresa Zunzunegui Hernando (central), Priscila Egusquiza Valverde (colocadora), Noelia Franco Fernández (opuesta) y Ana Rosa García Merino (central). La benjamina era Noelia Franco, con 17 años, mientras que la más veterana era Corina del Valle con 29, siendo la media de edad de 21,3 años.

En el capítulo de bajas se contabilizaban las de Oksana Zaporohets, que fichó por el Socuéllamos, Marta Eguren Ceballos, que lo hizo por el Cuesta Piedra de Tenerife, y su hermana Asunción. Tampoco seguirían Laura Morán y la holandesa Hellen Hillhorts.

Para jugar la primera fase el Caja Cantabria fue encuadrado en el Grupo A de la que también fue llamada División de Honor B, junto a INEF Autopalacios de León, AD Aguere de Tenerife, CV Cuesta Piedra de Tenerife, CV La Calzada de Gijón, EMEVE de Lugo, RGC Covadonga de Gijón, Universidad de Oviedo Campus de Gijón y Xuvenil Teis de Vigo. Al ser nueve equipos cada semana descansaría uno. La primera fase daría comienzo el 23 de octubre y finalizaría el 11 de marzo, mientras que la fase final daría comienzo el 30 de marzo y finalizaba el 2 de abril.

La disputa del XIV Torneo Ciudad de Torrelavega fue una buena piedra de toque para calibrar tanto el potencial propio como el de los equipos a los que había que enfrentarse, todos ellos, excepto un combinado cántabro, encuadrados en el grupo que tocó en suerte; el cuadrangular lo completaban U. de Oviedo y Autopalacios de León, ex equipo de Antonio de Vergas. El equipo cajista se adjudicó el torneo de su ciudad y posteriormente viajó a Asturias para jugar el Torneo Villa de Gijón, que también ganó, así como también se proclamó campeón de la Copa Cantabria, torneo que asimismo disputaron el CV Castañeda, CV Virgen del Campo, Universidad de Cantabria y CV Pereda. Las cajistas jugaron la final contra Castañeda y a las que ganaron por 3-0 (25-20, 25-17, 25-13).

La liga dio comienzo en casa jugando contra Universidad de Oviedo Campus de Gijón, equipo que contaba en sus filas con dos jugadoras extranjeras. Se ganó por 3-0 no sin ciertas dificultades (25-20, 25-21, 25-18), puesto que el asturiano era un equipo muy bien conjuntado y con una media de altura que sobrepasaba los 1,80 metros.

La segunda jornada también se disputó en el Vicente Trueba e igualmente contra otro equipo asturiano, el RGC Covadonga, que venía de ganar al Cuesta Piedra a domicilio y que contaba en sus filas con la joven central de 16 años Lucía Paraja Ramos, la primera jugadora española que militó en la A-1 italiana. El choque resultó muy igualado y tenso aunque se decantó del lado cajista por 3-1 (18-25, 25-17, 25-23, 26-24). Antonio de Vergas dio entrada en el seis inicial a Priscila, Noelia, Ana Rosa, Alejandra, Elizabeth, Araceli, con Cristina de líbero, participando también Corina y Teresa. Destacaron Corina, Elizabeth y Ana Rosa bien secundadas por el resto de compañeras. Después de mucho tiempo el Caja Cantabria volvía a liderar una tabla clasificatoria. La última había sido el 28 de septiembre de 1997, cuando en la jornada inaugural de la Superliga se ganó aquel domingo en el Vicente Trueba a Playas de Benidorm.

EL DIA QUE SE CONSIGUIO EL ASCENSO

El primer desplazamiento liguero tuvo por destino Lugo, donde había que enfrentarse al EMEVE, conjunto al que se había ganado en un partido de pretemporada celebrado en Gijón por 3-0 y que venía de perder su último partido de liga por 3-2 ante el Cuesta Piedra. De entrada las lucenses consiguieron asignarse los dos primeros sets por sendos parciales de 25-22, pero las cántabras, en una reacción encomiable, se impusieron finalmente realizando una remontada que acrecentó su moral. Triunfo que se saboreó en la semana de descanso que tocaba disfrutar y que le vino muy a Corina del Valle para recuperarse de las molestias que venía arrastrando en una de sus rodillas.

En la siguiente jornada tocaba de nuevo jugar a domicilio y también en tierras gallegas contra Xuvenil Teis de Vigo, último clasificado y que todavía no había inaugurado su casillero de victorias. El Caja Cantabria había perdido el primer puesto en la jornada de descanso y lo ocupaba ahora el RGC Covadonga. Nueva victoria para las cajistas por 1-3 (22-25, 20-25, 25-22, 13-25). El seis inicial fue el mismo que el de los dos partidos anteriores, con Cristina de líbero, dando entrada Antonio de Vergas a las dos jugadoras restantes.

En la siguiente jornada visitaba Torrelavega el Aguere tinerfeño, equipo basado en la cantera del Construcciones Marichal más algún refuerzo, caso de la experimentada jugadora torrelaveguense Marta Eguren. Nueva victoria y bastante superioridad de las cajistas reflejado en el 3-0 del marcador. El equipo torrelaguense era colíder y permanecía imbatido al igual que el asturiano La Calzada, próximo rival a domicilio.

En el populoso barrio gijonés de La Calzada las cántabras realizaron el mejor juego de toda la temporada ante un equipo que las exigió el máximo nivel para doblegarlas. El resultado 2-3 y los parciales 24-26, 26-24, 21-25, 25-18 y 9-15 hablan por sí solos de la intensidad del choque en la cancha y de la emoción en la grada, desde donde se pudo comprobar la gran defensa realizada por las chicas de Antonio de Vergas y que estuvieron inconmensurables con una magnífica Corina en la dirección de juego. Se empezaba a soñar con el ansiado ascenso a Superliga toda vez que se había ganado a los dos equipos del grupo en teoría más fuertes.
Con la moral por las nubes se recibió al ex equipo del entrenador cajista, INEF Autopalacios de León, que viajó a Torrelavega con la baja de la colocadora titular. Séptimo triunfo para el Caja (3-0), que tuvo en el equipo leonés un digno y pundonoroso rival, imponiéndose las cajistas gracias a su mayor veteranía.

Antes de concluir la primera vuelta tocaba rendir visita al Cuesta Piedra de Tenerife, sexto clasificado con tres victorias y cuatro derrotas. A pesar de comenzar perdiendo, el Caja Cantabria se impuso por 1-3 e iniciaba las largas vacaciones navideñas como líder invicto de su grupo. La fase de ascenso estaba tiro de piedra. El 15 de enero se retomaría la competición visitando al U. de Oviedo. Mientras tanto, se disputó el Torneo de Reyes organizado por el equipo de Castañeda de la Primera División A y cuyo trofeo fue a parar las vitrinas del club cajista.

La visita al U. de Oviedo se saldó con una victoria por 0-3 aunque costó conseguirla más de lo esperado debido a la falta de concentración en diferentes fases del partido. La máxima anotadora del partido fue Elizabeth Sáez con 14 puntos, mientras que de nuevo la magistral dirección del equipo por parte de Corina del Valle fue esencial para conseguir la victoria.

SALUDANDO A LA AFICION TRAS CONSEGUIR EL ASCENSO

Hubo que viajar de nuevo a tierras asturianas para enfrentarse en la undécima jornada de liga al RDC Covadonga. El Caja Cantabria perdió la imbatibilidad en un partido jugado de poder a poder y con grandes dosis de emoción, como así lo indica el resultado de 3-2, sobre todo en el último set (21-25, 25-17, 25-19, 17-25 y 16-14). A pesar de la derrota no se perdió el liderato.

El siguiente partido contra EMEVE de Lugo se saldó con un contundente 3-0 para las chicas de Antonio de Vergas, quienes disfrutarían de una semana de descanso siendo aprovechada para presentar el fichaje de Isabel Fernández Vázquez, polivalente jugadora de 28 años que podía jugar indistintamente por 3 o por 4 destacando como receptora; ésta jugadora militaba precisamente en el EMEVE, última víctima de las cajistas.

Los siguientes partidos no tuvieron mayor historia y fueron solventados con sendas victorias ante el Xuvenil Teis (3-0), Aguere (0-3), La Calzada (3-1), INEF Autopalacios (0-3), y Cuesta Piedra (3-0). Con una sola derrota en 16 partidos el equipo cubrió con éxito el primer expediente dejando claro que esta categoría se le quedaba pequeña y que el sueño del ascenso era legítimo.

Del grupo A se clasificaron para la fase de ascenso Caja Cantabria, RGC Covadonga y La Calzada, mientras que del grupo B lo hicieron Hotel Cantur de Las Palmas, CV San Sebastián de los Reyes y Universidad de Almería. Se jugaría una liguilla a una vuelta de todos contra todos y en juego estarían dos plazas que daban el ascenso directo a Superliga. Otra buena noticia se vino a sumar a la clasificación del Caja Cantabria: la fase de ascenso a Superliga se disputaría en Torrelavega.

Finalmente y tras una ardua polémica a tres bandas entre el quipo de baloncesto Lobos Cantabria, el Ayuntamiento de Torrelavega y el propio CV Torrelavega, ésta crucial fase se disputaría el Polideportivo La Habana Vieja. El equipo cajista tendría que enfrentarse en el primer partido a La Calzada de Gijón, en el segundo al RGC Covadonga de Gijón, en el tercero al U. Almería, en el cuarto al CV Sanse y en el quinto y último al H. Cantur.

El primero se resolvió a favor de las cántabras por 3-1 y no sin dificultades. En la siguiente jornada disputaron dos partidos: el matutino contra el RGC Covadonga y el vespertino contra el U. Almería y que se saldaron con sendas victorias para el conjunto torrelaveguense por 3-1 y 3-0, respectivamente. Al final de la jornada Caja Cantabria y Hotel Cantur ocupaban los dos primeros puestos de la clasificación. Todavía quedaban dos oportunidades para conseguir el ascenso; si se fallaba la primera ante el Sanse, quedaba la del H. Cantur. Pero finalmente la segunda no haría falta al ganar por 3-0 en la primera y así, justo 25 años después, se conseguía el segundo ascenso a la máxima categoría del voleibol femenino nacional. Fueron alineadas Corina del Valle, Araceli Hernández, Elizabeth Sáez, Cristina Gómez, Alejandra Gómez, Ana Rosa García -seis inical- Teresa Zunzunegui (líbero), Priscila Egusquiza y la jovencísima Marisol Pardo. Ahora quedaba dirimir quién iba a ser el campeón de liga.

No se pudo culminar la gran temporada realizada y el título de campeón de liga se fue a tierras canarias de la mano de Hotel Cantur de Las Palmas, pero el objetivo principal se había conseguido: retornar a Superliga, que nunca debió abandonar.

El destierro se había terminado.

Síguenos